October 9, 2015

The Wicked + The Divine Vol. 2 - Kieron Gillen & Jamie McKelvie

After death, comes mourning. And after the assassination of Lucifer, comes a bright new morning. But not for everyone. Laura is still frustrated, anxious and melancholic. For her, instead of the devil, Lucifer was a friend and a source of inspiration, as we saw in The Wicked + The Divine Vol. 1. “Human Trash” (published in The Wicked + The Divine # 6, December 2014) begins a month after Lucifer’s demise. Laura finds out that Inanna, perhaps the most flamboyant divinity of the pantheon, is investigating the murder. 
Jamie McKelvie
As usual, Jamie McKelvie’s art is quite spectacular. And it is also a bit different from what we have seen in the previous volume. McKelvie recovers the playfulness and freedom that made his Young Avengers run so memorable. “I can’t think of any other creative team that uses everything the medium offers to tell the story better than [Gillen and McKelvie]” affirms Peter Swanson, and I agree with him. 
Jamie McKelvie
In “Awkward Conversation” Kieron Gillen turns the typical comic convention into a celebration of divinity. Instead of a pantheon we have a fantheon, instead of readers we have worshippers, and instead of variant covers we have merchandise from the gods, including fast food franchises with the name of each one of the deities (Baal-You-Can-Eat-Buffet, Inanna and Out Burgers, Bap-O-Meat, The Val-Cakery, etc.). It’s quite revealing to see that ceremonies have been replaced by mere consumerism, and religious items have been substituted by good offers. If spirituality can be used as currency, then it loses all its meaning. However, this situation doesn’t seem to worry the young gods.
Jamie McKelvie
As a side note, I would like to mention Alison Sampson’s ludic guide to London’s Fantheon; more than a simple map, this is quite a creative narrative device that allow us to see how things are arranged in the Excell Centre giving us, at the same time, a sneak peek into Laura’s state of mind. The 12th god of the pantheon arrives in “Fear and Loathing in Eternity”, a charming chapter that finally sheds some lights on the origin of the gods and most especially Ananke’s role. Surprisingly, Baphoment unleashes his homicidal tendencies in “Not Her Story”.
Fantheon (Alison Sampson)
Of course, visual experimentation continues in “Night of the Living Godheads”, which emphasizes McKelvie’s audacity and innovative approach to storytelling. “Welcome to the party at the end of the world”, exclaims Dionysus. Laura has been invited by the god of wine to a youthful celebration in a place in which everything is permitted. Limits, then, are the ticklish subject here. Not only in terms of breaking the laws or being as irresponsible as only young people can be, but also in terms of physical resistance. For Laura, several hours of partying with the gods is more than her body can take. And thus, at some point, she must stop. Dionysus, suffering from sleep deprivation, admits that the party has been going on during two uninterrupted months. That sums up quite nicely Jacques Lacan’s imperative of jouissance –Enjoy! – enjoy without respite, enjoy to the death if you must, but enjoy. 
a party with the gods / una fiesta con los dioses
The imperative of jouissance also defines Inanna’s behavior: “Inanna’s after-parties are legendary. People kill for an invite. Sex with the volume turned up”. In these wild orgies, joy is taken to the extreme, until it becomes the painful preamble of death. Finally, in “It Was Never Going to Be Okay”, Ananke turns Laura into the goddess Persephone, but instead of a blessing this will be a dangerous curse. In fact, I must say the ending was completely unexpected. And I’m sure that volume 3 of WicDiv will have even greater surprises.

Después de la muerte, viene el luto. Y después del asesinato de Lucifer, llega un nuevo día. Pero no para todos. Laura sigue frustrada, ansiosa y melancólica. Para ella, en lugar del diablo, Lucifer era una amiga y una fuente de inspiración, como vimos en The Wicked + The Divine Vol. 1. “Basura humana” (publicado en “The Wicked + The Divine” # 6, diciembre de 2014) comienza un mes después del deceso de Lucifer. Laura descubre que Inanna, tal vez la divinidad más extravagante del panteón, está investigando el asesinato.
war of the gods / la guerra de los dioses

Como de costumbre, el arte de Jamie McKelvie es bastante espectacular. Y también es un poco distinto a lo que vimos en el volumen anterior. McKelvie recupera la ingeniosidad y la libertad que hicieron tan memorable su etapa en Young Avengers.  “No puedo pensar en ningún otro equipo creativo que utilice todo lo que ofrece el medio para contar una historia mejor que [Gillen y McKelvie]” afirma Peter Swanson, y estoy de acuerdo con él.

En “Conversación incómoda” Kieron Gillen convierte a la típica convención de cómics en una celebración de la divinidad. En lugar de un panteón tenemos un fanteón, en lugar de lectores tenemos adoradores, y en lugar de portadas variantes tenemos mercancía de los dioses, incluyendo franquicias de comida rápida con los nombres de cada una de las deidades (Buffet todo-lo-que-Baal-puede comer, Hamburguesas Inanna and Out, Bap-O-Meat, The Val-Cakery, etc.). Es muy revelador ver que las ceremonias han sido reemplazadas por mero consumismo y los artículos religiosos han sido sustituidos por las buenas ofertas. Si la espiritualidad se puede utilizar como una moneda, entonces pierde todo su significado. Sin embargo, esta situación no parece preocupar a los jóvenes dioses.

Como nota al margen, me gustaría mencionar la guía lúdica de Alison Sampson del Fanteón de Londres; más que un simple mapa, este es un creativo recurso narrativo que nos permite ver la ubicación y disposición del Centro Excell; y al mismo tiempo vemos de reojo el estado mental de Laura. El decimosegundo dios del panteón llega en “Miedo y asco en la eternidad”, un encantador capítulo que finalmente arroja algunas luces sobre el origen de los dioses y, muy especialmente, sobre el papel de Ananké. Sorprendentemente, Baphoment desata sus tendencias homicidas en “No es su historia”.
Ananke & Persephone
a perpetual orgy / una orgía perpetua
Por supuesto, la experimentación visual continúa en “La noche de los dioses vivientes”, la audacia de McKelvie aumenta y su enfoque visual es innovador. “Bienvenidos a la fiesta en el fin del mundo”, exclama Dionisio. Laura ha sido invitada por el dios del vino a una celebración juvenil en un lugar en el que todo está permitido. Los límites, entonces, son un tema espinoso. No sólo en términos de romper las leyes o ser tan irresponsable como sólo los jóvenes pueden llegar a ser, sino también en términos de la resistencia física. Para Laura, varias horas de fiesta con los dioses es más de lo que su cuerpo puede aguantar. Y así, en algún momento, ella debe tomar una pausa. Dionisio, que sufre de insomnio crónico, admite que la fiesta ha durado durante dos meses ininterrumpidos. Eso resume bastante bien el imperativo al goce de Jacques Lacan -¡Goza! Goza sin descanso, goza hasta la muerte si es necesario, pero goza.

El imperativo al goce también define el comportamiento de Inanna: “las juergas de Inanna son legendarias. La gente mata por una invitación. Es sexo con el volumen al máximo”. En estas orgías salvajes, el goce es llevado al extremo, hasta que se convierte en el preámbulo doloroso de la muerte. Por último, en “Las cosas nunca iban a salir bien”, Ananké convierte a Laura en la diosa Perséfone, pero en lugar de una bendición esta será una peligrosa maldición. De hecho, debo decir que el final fue completamente inesperado. Y seguramente en el volumen 3 de “WicDiv” habrá aún mayores sorpresas.

October 5, 2015

Abelard Snazz - Alan Moore, Steve Dillon, Mike White & John Cooper

Laughing out loud is always revitalizing. But when it comes to comic books, such a simple pleasure seems to be uncommon these days. It’s a funny thing, isn’t it? We still say comics although 90% of American titles are anything but comical. I’ve always enjoyed comedy in comic books. For me, humor should be an important narrative element, even if it isn’t the most prominent one.
Abelard Snazz (Steve Dillon)

The right equation ought to be drama plus humor; nevertheless, it seems as if most writer find that hard to balance, and they choose the former over the latter. And thus we have a panorama ruled by the ‘grim and gritty’ tone established in the mid-80s. But we can’t discard a healthy laughter, can we? Since the beginning of his career, Alan Moore was a very versatile author. Moore can write dramatic and tragic works such as Watchmen, V For Vendetta and From Hell but he can also write the most hilarious stories such as The Bojeffries Saga, D.R. & Quinch and Abelard Snazz, the Man of the Two-Storey Brain. 

In the early 80s, Moore was still a relatively unknown writer. And despite his frequent collaborations for 2000 AD he wasn’t the biggest name in the British scene. At this point Moore was writing mostly Tharg’s Future Shocks (standalone sci-fi adventures), honing his craft and gratifying his readers with amazingly creative concepts boiled down to its very essence. Abelard Snazz would prove to be a tremendously popular character, and 6 additional episodes were written. I had the chance to re-read them a couple of months ago and I just couldn’t stop laughing at this egocentric double-brained genius (heir to the galaxy’s worst luck).

Snazz & Edwin (Mike White)
“Final Solution” (originally published in 2000 AD # 189-190, 1980) is Abelard Snazz’s first failure. In a world in which crime has spiraled out of control, Snazz decides to create an army of police robots that take law very seriously, so much in fact that they end up arresting innocent citizens after the most insignificant infractions. The artist here is Steve Dillon, long before he developed his signature style. Dillon’s elegant lines and classic approach give this introductory chapter a warmth and delightful texture.   

“The Return of the Two-Storey Brain!” (2000 AD # 209, 1981) is one of my favorites. Abelard Snazz and his faithful android Edwin try to help Hoolio Moolabar, a man who has lost all his money in a famous galactic Casino and is afraid to return home, to an angry wife that will not take the news kindly. Snazz comes up with a tiny time machine that allows him to go back in time 60 seconds; so he will know which ones are the winning numbers in the roulette, in the cards and in all the casino games. Snazz and Hoolio win millions of credits in a single night, but at the end, Snazz’s hubris makes him fall into the hands of a professional scammer, who takes away all his money. The art by Mike White is absolutely top notch. White really knows how to design some wonderfully weird aliens, and he makes each panel unique and amusing. 

In “The Double-Decker Dome Strikes Back” (2000 AD # 237-238, 1981), Moore embraces the absurd as a narrative resource. Instead of far-fetched sci-fi concepts, this time Moore plays with fantasy, while mocking religions and theological virtues such as compassion and hope. This time Snazz must reactivate the economy of an entire planet while saving them from a black hole. Mike White once again conveys the right artistic mood; and the cameos of characters from previous Moore’s Future Shocks are priceless.
2000 AD crossover (Mike White)

“Halfway to Paradise” (2000 AD # 245, 1982) allows Moore to further explore the nature of deities, as Abelard Snazz gets lost in a black hole and ends up meeting the gods from ancient cultures. Washed-up and powerless after losing their worshippers thousands of years ago, Zeus, Thoth and Odin finally accept Snazz’s help, as he promises to create a public relations campaign that will make gods popular again. The talented John Cooper creates pretty impressive sequences, while making the gods look better than ever.

After a lifetime of imprisonment in the Dimension of Bleak Desolation, Snazz is finally rescued by Amnesty Intergalactic in “The Multi-Storey Mind Mellows Out!” (2000 AD #254, 1982). In a world in which all problems have been solved and people live a never-ending holyday, Snazz gets bored, until he comes up with a terrible invention. Paul Neary, still a rookie, does a good job here, especially with the hippy community. 

Finally, in “Genius is Pain” (2000 AD # 299, 1983), illustrated again by White, Abelard Snazz faces the Manager of the Galaxy, an omnipotent figure that bestows upon him a unique gift. Greedy as ever, Snazz thinks he’ll get the biggest treasure in the cosmos, but he gets the one thing he’s been trying to get rid of for years: his faithful robot Edwin. In these great 6 episodes, Moore makes all readers laugh out loud; and for that, we should be thankful. 

Reír a carcajadas siempre es revigorizante. Pero cuando se trata de cómics, actualmente este placer tan simple parece ser poco común. Es algo curioso, ¿no es así? Todavía los llamamos cómics aunque el 90% de los títulos estadounidenses son cualquier cosa menos cómicos. Siempre me ha gustado la comedia en los cómics. Para mí, el humor debería ser un elemento narrativo importante, así no sea el más prominente.
Odin, Zeus & Thoth (John Cooper)

La ecuación correcta debe ser drama más humor; sin embargo, pareciera que a la mayoría de escritores les cuesta mantener el equilibrio. Y de este modo tenemos un panorama dominado por el tono 'sombrío y áspero' establecido a mediados de los 80s. Pero no podemos descartar las risas, ¿verdad? Desde el comienzo de su carrera, Alan Moore fue un autor muy versátil. Moore podía escribir obras dramáticas y trágicas como “Watchmen”, “V de Vendetta” y “From Hell” pero también podía escribir las historias más hilarantes como “The Bojeffries Saga”, “D.R. & Quinch” y “Abelard Snazz, el hombre con el cerebro de dos pisos”.

A principios de los años 80, Moore era todavía un escritor relativamente desconocido. Y a pesar de sus frecuentes colaboraciones para  “2000 AD”, él no era el nombre de más peso en la escena británica. En esos tiempos, Moore estaba escribiendo principalmente “Tharg’s Future Shocks” (aventuras auto-conclusivas de ciencia ficción), perfeccionando su oficio y gratificando a sus lectores con conceptos increíblemente creativos y contundentes. Abelard Snazz demostraría ser un personaje tremendamente popular, y 5 episodios adicionales fueron escritos. Tuve la oportunidad de releerlos hace un par de meses y no pude dejar de reír gracias a este egocéntrico genio con dos cerebros (heredero de la peor suerte de la galaxia).

Relax (Paul Neary)
“Solución final” (publicado originalmente en “2000 AD” # 189-190, 1980) es el primer fracaso de Abelard Snazz. En un mundo en el que la delincuencia se ha disparado fuera de control, Snazz decide crear un ejército de robots policías que se toman muy en serio la ley, tanto que terminan arrestando a ciudadanos inocentes tras las infracciones más insignificantes. El artista aquí es Steve Dillon, mucho antes de que desarrollara su estilo característico. Las elegantes líneas de Dillon y el enfoque clásico le dan a este capítulo introductorio calidez y una deliciosa textura.

“¡El regreso del cerebro de dos pisos!” (“2000 AD” # 209, 1981) es uno de mis favoritos. Abelard Snazz y su fiel androide Edwin tratan de ayudar a Hoolio Moolabar, un hombre que ha perdido todo su dinero en un famoso casino galáctico y tiene miedo de regresar a casa, a una mujer enojada que no recibirá la noticia amablemente. A Snazz se le ocurre ensamblar una máquina del tiempo diminuta que le permita retroceder en el tiempo hasta 60 segundos; de ese modo sabrá cuáles son los números ganadores en la ruleta, en las cartas y en todos los juegos del casino. Snazz y Hoolio ganan millones de créditos en una sola noche, pero al final, la arrogancia de Snazz le hace caer en manos de un estafador profesional, que le quita todo su dinero. El arte de Mike White es asombroso. White sabe muy bien cómo diseñar alienígenas, y cómo hacer que cada viñeta sea única y amena.

En “El cerebro doble ataca de nuevo” (“2000 AD” # 237-238, 1981), Moore asimila lo absurdo como un recurso narrativo. En vez de rebuscados conceptos de ciencia ficción, esta vez Moore juega con la fantasía, a la vez que se burla de las religiones y de las virtudes teologales como la compasión y la esperanza. En esta ocasión Snazz debe reactivar la economía de todo un planeta, y también salvarlos de un agujero negro. Mike White, una vez más, capta muy bien los estados de ánimo; y los cameos de personajes de anteriores “Future Shocks” de Moore son un lujo.
The end (Mike White)

“A medio camino del paraíso” (“2000 AD” # 245, 1982) le permite a Moore explorar más a fondo la naturaleza de las deidades; cuando Abelard Snazz se pierde en un agujero negro, termina conociendo a los dioses de las culturas antiguas. Fracasados e impotentes después de haber perdido a sus adoradores hace miles de años, Zeus, Thoth y Odín finalmente aceptan la ayuda de Snazz; él promete crear una campaña de relaciones públicas que hará que los dioses sean populares otra vez. El talentoso John Cooper crea secuencias bastante impresionantes, y sus dioses se ven estupendos.

Después de toda una vida de reclusión en la Dimensión de la Desoladora Miseria, Snazz es finalmente rescatado por Amnistía Intergaláctica en “¡La mente de múltiples pisos se relaja!” (“2000 AD” # 254, 1982). En un mundo en el que todos los problemas han sido resueltos y las personas viven unas vacaciones eternas, Snazz se aburre, hasta que se le ocurre un terrible invento. Paul Neary, todavía un novato, hace un buen trabajo aquí, especialmente con la comunidad hippy.

Por último, en “Ser genio duele” (“2000 AD” # 299, 1983), ilustrado nuevamente por White, Abelard Snazz confronta al gerente de la galaxia, una figura omnipotente que le otorga un regalo único. Codicioso como siempre, Snazz piensa que obtendrá el mayor tesoro del cosmos, pero recibe la única cosa de la que ha estado tratando de deshacerse durante años: su fiel robot Edwin. En 6 fabulosos episodios, Moore hace que todos sus lectores se rían a carcajadas; razón de más para quedar agradecidos. 

October 1, 2015

September films / películas de setiembre

September was a particularly good month for the 7th art. Let’s begin with The Man From U.N.C.L.E. (2015), directed by Guy Ritchie; I absolutely loved this reinvention of the classic spy TV series. This time, Henry Cavill (Man of Steel) is the American spy, Armie Hammer (famous for his role as gay FBI agent in J. Edgar) is the former KGB operative, and Hugh Grant (who became a celebrity after his portrayal of a gay student in Maurice) is the undercover British agent. A clever plot, a good sense of humor, compelling characters, great acting and lavish scenarios turn this into one of the most entertaining action/adventure releases of the year. 

Evan Goldberg and Seth Rogen directed The Interview (2014), a hilarious comedy starring James Franco (Oz the Great and Powerful) and Seth Rogen (Neighbors), who set out to interview the supreme leader of North Korea (wonderfully played by Randall Park). I had so much fun with this politically incorrect production; it’s filled with vulgarity and obscenities, and yet it’s surprisingly ingenious and smart. The best comedy of 2014.

 James Franco has produced, written and directed 7 gay-themed projects (such as the superb The Feast of Stephen). Interior. Leather Bar (2013), is an experimental recreation of the censored footage of Al Pacino’s “Cruising”. Franco isn’t afraid to show explicit male nudity and sadomasochism sequences, and even non-simulated sex (which is why some critics consider this as pornography). The cast includes Val Lauren and Jake Robbins (famous for his role as a gay boy in Teens Like Phil).

Justin Benson and Aaron Moorhead direct Spring (2014), a melancholic, surreal and very original chronicle about a young man who runs away to Italy, Lou Taylor Pucci (Carriers), and the enigmatic girl he falls in love with. However, this isn’t a romantic tale, as the girl turns out to be an immortal shape-shifting monster. 

James Ward Byrkit is the writer and director of Coherence (2013), one of the most mind-blowing and impressive films I’ve seen in years. Due to a strange event, 8 men and women are trapped in a house, and every time they leave the house they find nothing but darkness, and a house identical to the one they’ve just walked away from. Soon, it’s revealed they’re in fact traveling through alternate dimensions, and the more they try to find their original place the more lost they get. The script is absolutely brilliant and I must say I was at the edge of my seat from beginning to end. Captivating, powerful and intelligent, this is a must-see.

Ben Wheatley’s Kill List (2011) is a journey through the nightmares that only hitmen could have. Forced to do one last assignment, two professional killers find ominous signs as they complete their task, until they fall into the hands of a demonic sect. There are some amazing scenes; the ending, however, is very disappointing.

Harmony Korine became famous with Gummo (1997), a grim and raw documentary take on poverty and ignorance in the south.

Terminator 2: Judgment Day (1991) is not only my favorite James Cameron production but also one of the best films I’ve seen in my life (included in my personal top 100). As a sci-fi lover and as a fan of time traveling stories, I would say nothing beats T2. I’ve seen this quite a few times and I never get tired of the brutal fight between two cybernetic organisms sent from the future to find John Connor… one of them to protect the boy, and the other to exterminate him along with the hopes of mankind. A fascinating script full of time paradoxes and interesting ideas about the human condition; high-octane action, pure suspense, outstanding acting and an amazing soundtrack turn this into one of Hollywood’s greatest achievements. The cast includes Arnold Schwarzenegger (Terminator Genisys), Linda Hamilton and Edward Furlong. 

Paul Verhoeven had already surprised me with Spetters and he does it again with Total Recall (1990), an exciting sci-fi odyssey based on a Philip K. Dick story. Arnold Schwarzenegger is seduced by the possibility of having the perfect vacations, or rather the artificial memories of an ideal holiday. However, he discovers he’s an undercover agent fighting for the freedom of Mars. Or so it seems. One unexpected plot twist after another, memorable scenes and an inspired take on revolution takes this to a whole new level. I recommend it.

One of the funniest comedies of the 80s, Ghost Busters (1984) reunites Bill Murray (Lost In Translation), Dan Aykroyd, Harold Ramis and Sigourney Weaver amidst a supernatural catastrophe that takes New York by surprise. Director Ivan Reitman makes us laugh over and over again with his ghosts and strange creatures, and also with the unique personalities of each one of the protagonists. Even after 30 years, the fun never ends.

In Home From the Gym (2014), Jake Robbins (famous for his role as a gay hustler in Tonight It’s Me) is a gay kid obsessed with having the perfect body, but at the same time he’s also doomed to be alone. 

Henry Alberto writes and directs Rubber Duckie (2012), a disturbing short film about a masochist and a sadist (Max Hambleton and Adam Vaughn), who physically hurt each other as a way of repressing their sexuality. 

This month I had a fine selection of international productions, such as Beira-Mar (2015), an evocative coming of age tale written and directed by Filipe Matzembacher and Marcio Reolon. Mateus Almada and Maurício Barcellos are best friends, and as they spend the weekend together at a beach house, they confess things that they had always kept in secret. The filmmakers aptly portray teenage awkwardness and sexual confusion, emphasizing quite realistically the way in which these teens interact with each other, mess up, goof around and, eventually, experience gay sex for the first time. By far, one of the best Brazilian movies I’ve seen in years.

From Germany comes Stefan Butzmühlen’s Lichtes Meer (2015), a serene and down-to-earth take on the lives of a couple of gay seamen: Martin Sznur and Jules Sagot. One of them has a male lover in every port, and the other one demands monogamy. A valid examination of homosexuality and intercultural differences. 

Charles Binamé’s Elephant Song (2014) is a riveting drama that confronts psychiatrist Bruce Greenwood with his most unstable patient, Xavier Dolan (famous for his role as a gay teenager in Les amours imaginaires), the only one who has any clues regarding the disappearance of a respected doctor. An intellectual battle takes place between the old man and the disturbed youngster, and as sordid revelations come up, the psychiatrist learns that the patient had been sexually abused by the missing doctor for years. Finally, the patient manipulates everyone to reach his goal: committing suicide. Elephant Song is an unforgettable, sinister and intense Canadian film.

Viharsarok (2014), directed by Ádám Császi, is a poignant Hungarian production with great cinematography, audacious scenes and a heartbreaking script. András Sütö is a young gay man dealing with his homophobic surroundings. First, he masturbates with his friend Ádám Varga, and ends up having anal sex with him, but he also falls in love with Sebastian Urzendowsky (famous for his role as a gay kid in Guter Junge). 

Axel Ranisch’s Ich Fühl Mich Disco (2013) is a bittersweet story about Frithjof Gawenda, an obese boy who falls in love with his best (and only) friend, a Romanian kid (Robert Alexander Baer). The complicated discovery of sexuality, the feelings of inadequacy due to his weight and the mixed signals he gets from his friend (who enjoys jerking off in front of him), are enough to confuse the protagonist. But to make matters worse, his mother suffers an accident and now his intolerant father has to learn how to deal with a gay son. Sad, moving and terribly real, this is a remarkable German film that delves deep into the core of adolescence. 

And at last, but not least, I was awestruck by Nuovo Cinema Paradiso (1988), written and directed by one of the best Italian directors: Giuseppe Tornatore. This a heartfelt love letter to the 7th art, that begins with a charismatic child (Salvatore Cascio) obsessed with working in the only movie theater of his small town. There, he befriends the projectionist (Philippe Noiret), a kind although reclusive old man that fills the role of his missing father. As the years go by, the kid replaces the old man as the projectionist, and as a teenager (Marco Leonardi) he falls in love with a beautiful girl; and finally moves to Rome to become a filmmaker. The magic of cinema and the hardships of reality are seamlessly intermingled in this tragicomic and deeply emotive film. Tornatore brilliantly captures the essence of cinema, its magic and its ability to touch us and moves us in ways perhaps no other artistic expression could accomplish. A remarkable masterwork.  


Setiembre fue un mes particularmente bueno para el séptimo arte. Empecemos con “The Man From U.N.C.L.E.” (2015), dirigida por Guy Ritchie; Me encantó esta reinvención de la clásica serie de televisión sobre espionaje. Esta vez, Henry Cavill (Man of Steel) es el espía estadounidense, Armie Hammer (famoso por su papel como un agente gay del FBI en J. Edgar) es el ex oficial de la KGB, y Hugh Grant (que se convirtió en una celebridad después de interpretar a un estudiante gay eMaurice) es el agente británico encubierto. Un argumento inteligente, un buen sentido del humor, personajes convincentes, una gran actuación y escenarios fastuosos hacen de esta una de los más entretenidos estrenos de acción/aventura del año.  

Evan Goldberg y Seth Rogen dirigen “The Interview” (2014), una hilarante comedia protagonizada por James Franco 
(Oz the Great and Powerful) y Seth Rogen (Neighbors), quienes se proponen entrevistar al líder supremo de Corea del Norte (maravillosamente interpretado por Randall Park). Me divertí muchísimo con esta producción políticamente incorrecta; está llena de vulgaridades y obscenidades, y sin embargo es sorprendentemente ingeniosa y astuta. La mejor comedia del 2014.

James Franco ha producido, escrito y dirigido 7 proyectos de temática gay (como el soberbio
 The Feast of Stephen). “Interior. Leather Bar.” (2013), es una recreación experimental de las imágenes censuradas de "Cruising" de Al Pacino. Franco muestra explícitamente la desnudez masculina y secuencias de sadomasoquismo, e incluso sexo no simulado (tanto así que algunos críticos afirman que esto ya es pornografía). El reparto incluye a Val Lauren y Jake Robbins (famoso por su papel como un chico gay en Teens Like Phil). 

Justin Benson y Aaron Moorhead dirigen “Spring” (2014), una crónica melancólica, surrealista y muy original acerca de un joven que huye a Italia, Lou Taylor Pucci 
(Carriers), y la chica enigmática de la que se enamora. Sin embargo, esto no es un cuento romántico, ya que la chica resulta ser un monstruo inmortal que cambia de forma.

James Ward Byrkit es el escritor y director de “Coherence” (2013), una de las más alucinantes e impresionantes películas que he visto en años. Debido a un extraño suceso, 8 hombres y mujeres se encuentran atrapados en una casa, y cada vez que salen de la casa no encuentran nada más que oscuridad, y una casa idéntica a la que acaban de dejar atrás. Luego se revela que ellos, de hecho, están viajando a través de dimensiones alternativas, y por más que tratan de encontrar su lugar de origen, cada vez están más perdidos. El guión es absolutamente brillante y tengo que decir que me mantuvo en vilo de principio a fin. Cautivante, potente, inteligente, y sobre todo imprescindible. 

Kill List” (2011) de Ben Wheatley es un recorrido por las pesadillas que sólo los sicarios podrían tener. Obligados a terminar una última misión, dos asesinos profesionales encuentran signos ominosos mientras completan su tarea, hasta que caen en manos de una secta demoníaca. Hay algunas escenas increíbles; el final, sin embargo, es muy decepcionante.

Harmony Korine alcanzó la fama con “Gummo” (1997), una especie de documental sombrío y crudo sobre la pobreza y la ignorancia en el sur.

Terminator 2: Judgment Day” (1991) no sólo es mi producción favorita de James Cameron, sino también una de las mejores películas que he visto en mi vida (incluida en mi top 100). Como amante de la ciencia ficción y como fan de las historias de viajes en el tiempo, yo diría que nada supera a T2. La he visto unas cuantas veces y nunca me canso de la lucha brutal entre los dos organismos cibernéticos enviados desde el futuro para encontrar a John Connor... uno de ellos para proteger al muchacho, y el otro para exterminarlo y poner fin a las esperanzas de la humanidad. Un guión fascinante lleno de paradojas temporales e ideas interesantes acerca de la condición humana; acción a raudales, suspenso puro, actuaciones sobresalientes y una banda sonora increíble hacen de este uno de los mayores logros de Hollywood. El reparto incluye a Arnold Schwarzenegger
 (Terminator Genisys), Linda Hamilton y Edward Furlong.

Paul Verhoeven ya me había sorprendido con
 Spetters y lo logra nuevamente con “Total Recall” (1990), una emocionante odisea de ciencia ficción basado en un cuento de Philip K. Dick. Arnold Schwarzenegger es seducido por la posibilidad de tener las vacaciones perfectas, o más bien las memorias artificiales de unas vacaciones ideales. Sin embargo, descubre que él es un agente secreto que lucha por la libertad de Marte. O al menos eso parece. Un inesperado giro argumental tras otro, escenas memorables y un inspirado enfoque sobre la revolución colocan a esta cinta bastante por encima del promedio. La recomiendo.

Una de las comedias más divertidas de los 80s, “Ghost Busters” (1984) reúne a Bill Murray
 (Lost In Translation), Dan Aykroyd, Harold Ramis y Sigourney Weaver en medio de una catástrofe sobrenatural que toma a New York por sorpresa. El director Ivan Reitman nos hace reír una y otra vez con sus fantasmas y criaturas extrañas, y también con las personalidades únicas de cada uno de los protagonistas. Incluso después de 30 años, la diversión nunca termina.

En “Home From the Gym” (2014), Jake Robbins (famoso por su papel como un homosexual que se prostituye en
 Tonight It’s Me) es un chico gay obsesionado con tener el cuerpo perfecto, pero al mismo tiempo también está condenado a la soledad.

Henry Alberto escribe y dirige “Rubber Duckie” (2012), un cortometraje inquietante sobre un masoquista y un sádico (Max Hambleton y Adam Vaughn); ambos se lastimen físicamente entre sí como una forma de reprimir su sexualidad.

Este mes disfruté de una insuperable selección de producciones internacionales, como “Beira-Mar” (2015), una narración sobre la difícil etapa de la adolescencia, escrita y dirigida por Filipe Matzembacher y Marcio Reolon. Mateus Almada y Maurício Barcellos son grandes amigos, y al pasar el fin de semana juntos en una casa de playa, confiesan cosas que siempre habían mantenido en secreto. Los cineastas acertadamente retratan la torpeza adolescente y la confusión sexual, enfatizando con bastante realismo la forma en que estos muchachos interactúan entre sí, metiendo la pata, haciendo tonterías y, eventualmente, teniendo su primera experiencia de sexo gay. De lejos, una de las mejores películas brasileñas que he visto en años.

De Alemania llega “Lichtes Meer” (2015) de Stefan Butzmühlen, un vistazo sereno y firme sobre la vida de un par de marineros gay: Sznur Martin y Jules Sagot. Uno de ellos tiene un amante masculino en cada puerto, y el otro exige monogamia. Una examinación válida de la homosexualidad y las diferencias interculturales.

Elephant Song” (2014) de Charles Binamé es un cautivador drama que enfrenta al psiquiatra Bruce Greenwood con su paciente más inestable, Xavier Dolan (famoso por su papel como un adolescente gay en
 Les amours imaginaires), el único que tiene alguna pista respecto a la desaparición de un respetado doctor. Una batalla intelectual se desarrolla entre el viejo y el perturbado joven, y mientras el asunto se torna más sórdido, el psiquiatra se entera de que el paciente había sido abusado sexualmente durante años por el doctor ausente. Finalmente, el paciente manipula a todos para alcanzar su objetivo: suicidarse. “Elephant Song” es una película canadiense inolvidable, siniestra e intensa.

Viharsarok” (2014), dirigida por Ádám Császi, es una conmovedora producción húngara con gran cinematografía, escenas audaces y un guión desgarrador. András Sütö es un joven homosexual que debe sobrevivir en un entorno homofóbico. Al principio, se masturba con su amigo Ádám Varga, y termina teniendo sexo anal con él, pero luego se enamora de Sebastian Urzendowsky (famoso por su papel como un chico gay en
 Guter Junge).

Ich Fühl Mich Disco” (2013) de Axel Ranisch es una agridulce historia sobre Frithjof Gawenda, un chico obeso que se enamora de su mejor (y único) amigo, un chiquillo rumano (Robert Alexander Baer). El complicado descubrimiento de la sexualidad, los sentimientos de inadecuación debido a su peso y las señales contradictorias que recibe de su amigo (que disfruta masturbándose delante de él), son suficientes para confundir al protagonista. Pero para empeorar las cosas, su madre sufre un accidente y ahora su padre intolerante tiene que aprender a lidiar con un hijo gay. Triste, enternecedora y terriblemente real, este es un notable film alemán que se sumerge profundamente en el corazón de la adolescencia.

Y por último, pero no menos importante, quedé deslumbrado con “Nuovo Cinema Paradiso” (1988), escrita y dirigida por uno de los mejores directores italianos: Giuseppe Tornatore. Esta una espléndida carta de amor al séptimo arte, que comienza con un carismático niño (Salvatore Cascio) obsesionado con trabajar en la única sala de cine de su pequeña ciudad. Allí se hace amigo del proyeccionista (Philippe Noiret), un hombre mayor amable aunque un tanto solitario que le sirve como figura paterna. Conforme pasan los años, el niño reemplaza el viejo en su labor como proyeccionista, y ya de adolescente (Marco Leonardi) se enamora de una hermosa chica; finalmente, se traslada a Roma para convertirse en cineasta. La magia del cine y las dificultades de la realidad se entremezclan a la perfección en esta película tragicómica y profundamente emotiva. Tornatore capta magistralmente la esencia del cine, su magia y su capacidad para impactarnos y conmovernos en formas que quizá ninguna otra expresión artística podría lograr. Una notable obra maestra.

September 28, 2015

Mundo cuy: retrospectiva de Juan Acevedo - ICPNA

Aunque no hubo mayores sorpresas en agosto, setiembre en cambio ha sido uno de los mejores meses en el panorama artístico limeño. Además de interesantes exposiciones, este ha sido un mes protagonizado por Juan Acevedo y por el MALI, que celebra por estas fechas su renovado compromiso con el arte.

Empecemos con las muestras del mes, como “Terra” de Marcelo Peirano Blondet, exposición organizada por el Centro Colich. Los cuadros de Peirano están llenos de luz y color, son un torbellino cromático que nos arrastra y nos cautiva. Con un gran dominio del pincel, Peirano ha logrado deslumbrar al público y a la crítica especializada. La noche de la inauguración tuve la suerte de encontrarme con Luis Peirano, quien fuera mi profesor de actuación en la Católica, algunos años antes de ser ministro de cultura del Perú. 

En el Centro Cultural Juan Parra del Riego, mi amigo David Rejas organizó la colectiva “Monocromo by Blend”, con artistas como Elias Alayza, Kike Congrains, Santiago Bustamante y Adriana Tomatis. Los cuadros de David me encantaron, y debo decir que quedé muy satisfecho con el alto nivel de esta colectiva.

Dédalo presentó “Blemias” de Jorge Caparó, magnífica muestra de dibujo e ilustración, en la que el artista retrata con gran detalle y soberbio realismo a una serie de animales acéfalos; destacan sobre todo los desnudos masculino y femenino, en gran formato, y el trabajo en acuarela. En todos los cuadros, el trazo preciso y cuidadoso de Caparó marca la pauta.

La Galería Lucía de la Puente cedió su sala principal a Alicia Ehni y sus “Reflejos de piedra”, maravillosa muestra de esculturas realizadas en mármol de Carrara, labor que la artista realizó durante dos años en el sur de Italia. La última vez que Ehni expuso su obra en el Perú fue hace casi veinte años, así que la noche de la inauguración fue doblemente especial.
Juan Acevedocasi medio siglo de labor creativa.
La Galería Cecilia González organizó una colectiva sólo de damas: Carolina Bazo, Nani Cárdenas, Muss Hernández, Luana Letts, Mariu Palacios y Mariana Riveros. En “Camino a Odeón” podemos ver algunas piezas estupendas, pero también otras con conceptos poco inspirados y una ejecución un tanto pobre.
Mario Vargas Llosa, Martín Adán, Sebastián Salazar Bondy y Alfredo Bryce Echenique. Fotografías de Baldomero Pestana.
La Galería Germán Krüger Espantoso del ICPNA, presenta la mejor retrospectiva del 2015: “Mundo cuy” de Juan Acevedo, un merecido homenaje al más importante autor de cómics del Perú. Con más de 400 originales en exhibición, “Mundo cuy” se convierte en una muestra imprescindible, no solamente del ámbito historietístico nacional sino del arte en general. Cuando yo todavía estaba en el colegio, era un lector apasionado de “El cuy” y “La araña No”, descubrir estas obras significó no solamente un deleite estético muy especial sino también la comprobación de que incluso en un medio tan adverso como el nuestro, un guionista y dibujante de cómics podía abrirse camino. Al llegar a la galería fue inevitable recordar el pasado y admirar con insistencia el maravilloso arte de Juan Acevedo. Recorrí durante 3 horas la sala, y ni siquiera me di cuenta del paso del tiempo. Agradezco al ICPNA por esta magnífica iniciativa. Ya era hora de celebrar el talento de uno de los mejores artistas de nuestro país.
97 empleadas domésticas - Daniela Ortiz

El Museo de Arte Contemporáneo (MAC), por su parte, nos ofrece “El lenguaje universal del diseño italiano – Premio Compasso d'Oro”, curioso ensamblaje de piezas de diseño provenientes de Italia. Aunque, indudablemente, lo mejor del MAC este mes es “Retratos peruanos” de Baldomero Pestana: una selección de inolvidables fotografías de lo que podríamos llamar la edad de oro de las letras y las artes peruanas: reveladoras imágenes de Mario Vargas Llosa, Julio Ramón Ribeyro y Alfredo Bryce Echenique en su juventud, melancólicas tomas de José María Arguedas, Martín Adán y Sebastián Salazar Bondy, y animados encuadres de artistas como Fernando de Szyszlo, Gerardo Chávez, Leslie Lee, Sabino Springett y Herman Braun-Vega. Baldomero Pestana fotografió a los mejores escritores y artistas peruanos en la Lima de aquellos tiempos en la que “ser un artista o un escritor equivalía a ser un marginado, un paria, un loco benigno, alguien pintoresco o acaso excéntrico, pero en cualquier caso condenado a la desconfianza y a la derrota”, como explica nuestro premio Nobel de literatura. 

Finalmente, en setiembre el Museo de Arte de Lima abrió las puertas de su segundo piso, totalmente remodelado y restaurado, consolidándose así como uno de los mejores espacios artísticos de todo el país. Si en el primer piso el MALI ya había emprendido notables iniciativas en tan sólo 4 salas de muestra, ya pueden imaginarse todo lo que hay por ver en el segundo piso, con 34 salas recién estrenadas. 
my drawing (color version) / mi dibujo (versión a color)

El primer piso, como ya es habitual, sigue estando destinado sobre todo al arte peruano contemporáneo. Allí, la mejor propuesta es la de Daniela Ortiz de Zevallos; “97 empleadas domésticas” nos obliga a reflexionar sobre un tipo de racismo que se ha insertado tan firmemente en nuestra sociedad que muchas veces ya ni siquiera somos capaces de reconocerlo. El texto curatorial de la muestra explica muy bien qué es lo que Daniela Ortiz nos quiere decir con estas imágenes: “Concebido en su integridad en base a fotografías descargadas de la red social Facebook, el proyecto 97 empleadas domésticas contiene una mirada penetrante a una de las formas de discriminación social y laboral que caracterizan y dan forma a una parte de la realidad peruana. En base a una cuidada selección de fotos del Facebook, en las que los retratados aparecen en escenas cotidianas o de alguna celebración familiar, Daniela Ortiz devela con sutileza cómo en los encuadres fotográficos y ‘neutrales’ de la auto-representación familiar de las clases pudientes, el personal de trabajo doméstico queda invisibilizado, y dejado cuidadosamente en segundo o tercer plano cuando no directamente en las sombras. Es precisamente en el énfasis de esa invisibilización en la que, a expensas del entorno representativo original y de su propia mirada cotidiana, la artista logra evidenciar un sencillo mecanismo de subalternización, en el que la diferencia étnica y social es obliterada. El resultado es una sutil instalación y una precisa reutilización conceptual del proceso fotográfico que descubre dinámicas latentes en la sociedad limeña contemporánea”. En años anteriores, Daniela Ortiz ya me había sorprendido gratamente, por ejemplo en la muestra “¿Y qué si la democracia ocurre?”, no es la primera vez que ella es la que más destaca en una muestra colectiva, y seguramente no será la última.

Aunque he visitado el MALI con frecuencia, al menos desde el 2010, nunca había tenido oportunidad de visitar el segundo piso. El proceso de adecuación de las salas ha tomado más de 5 años y hoy, por fin, ya es una realidad. Subí al segundo piso y la colección permanente del MALI me dejó deslumbrado. Caminé horas por las 34 nuevas salas del museo, y quedé encantado. Se empieza por el área de arte precolombino, en donde uno puede hacer un repaso por las cabezas clavas Chavín, los huacos Mochica, los telares Nazca, la orfebrería preincaica en oro y en plata, y un sinfín de objetos fascinantes que nos remiten a nuestro rico legado cultural. Luego está el área de la conquista, el virreinato, la república, etc. Cada etapa de nuestra historia está representada con el arte que corresponde a la época. Finalmente, entre fines del siglo XIX y principios del siglo XX encontramos a los primeros grandes maestros de la pintura peruana, con exponentes de la talla de Carlos Baca-Flor o José Sabogal. Pese al recorrido exhaustivo que realicé, me quedé con las ganas de regresar otro día y ver todo con más calma. 

September 25, 2015

Justice for All: The Outcast Book #1

Justice for All
(The Outcast Book #1)

by P.T. Dilloway

Robin Howe was a normal teenager until her police captain father is killed by henchmen of the evil Madame Crimson. When the justice system won't take any action to avenge her father, Robin takes it upon herself. Except her first attempt leaves her nearly dead and with Madame Crimson's people on her tail. 

To protect Robin, her father's former partner gives her a new identity that sends her to St. Martha's Academy for Young Ladies in rural New Hampshire. There she tries to keep a low profile, which isn't easy when Madame Crimson's spoiled daughter Tonya takes a special interest in making Robin's life there a living hell. Yet when a rival gangster tries to kidnap Tonya, Robin has to embrace her heroic destiny.

Buy the ebook for $3.99 here http://www.amazon.com/gp/product/B0150SJO8U 

Or the paperback for $12.99 from Createspace
Other books by P.T. Dilloway also available on Amazon
Author bio:
Patrick "P.T." Dilloway has been a writer for most of his life. He completed his first story in third grade and received an 'A' for the assignment. Around that time, he was also placed in a local writing contest for a television station, receiving an action figure in lieu of a trophy, thus securing his love with the written word. Since then, he's continued to spend most of his free time writing and editing. In the last twenty years, he's completed nearly forty novels of various genres. When not writing, P.T. enjoys reading and photographing Michigan's many lighthouses. In order to pay the bills, he earned an accounting degree from Saginaw Valley State University in 2000 and for twelve years worked as a payroll accountant in Detroit.